martes, 20 de mayo de 2008

Arena para todos


Después del gran éxito Agua para todos...

Hoy leemos en el periódico lo que ya sabíamos desde hace tiempo: las playas del Parque Natural de la Albufera están en regresión y las obras previstas en el puerto, sumadas a las ya realizadas para el Canal de Acceso de la Dársena (con motivo de la America's Cup), no harán más que agravar esta situación. La solución, claro, nunca pasa por lo evidente: dejar de hacer el cafre y no tocar más la línea de costa, que bastante tiene con lo que tiene. Pero no, la solución es traer más arena de otra parte, con un coste económico astronómico y unos efectos ambientales... que ya veremos en el futuro: todo lo dejamos para mañana.

Lo que está claro es que declarar una zona protegida, como el pobre Parque Natural de la Albufera, no es garantía de nada: incendios forestales, caza furtiva, contaminación del agua, atropellos a fauna, amenazas urbanísticas y -literalmente- desaparición de parte de sus ecosistemas son sólo algunos de los problemas reales y cotidianos que sufre este excepcional espacio natural.
La lástima es que nos hemos gastado un dineral en regenerar las dunas del Saler (excelente actuación, por cierto) pero será dinero tirado al mar, nunca mejor dicho.


Adjuntamos la noticia aparecida en el Levante de hoy:


La playas de Devesa y Saler necesitan al año 90.000 m3 de arena para no desaparecer


La Politécnica alerta de los riesgos de la ampliación del puerto y el campo de golf


Levante-EMV, Valencia

Un informe de la Universitat Politècnica de Valencia apunta que la playa de la Devesa de la Albufera está "insuficientemente alimentada", lo que le confiere un carácter regresivo. "La aparente estabilidad" de la playa podrá mantenerse, según los expertos, "mientras se garantice una alimentación desde Pinedo y El Saler, apoyada en regeneraciones basadas en alimentación artificial y recargas". Esta alimentación pasa por una aportación de arenas de 40.000 metros cúbicos al año, que ascienden a 50.000 en el caso de El Saler.


El catedrático de la UPV José Serra Peris ha coordinado en las dos últimas décadas estudios detallados sobre la evolución de la playa sumergida de La Devesa y del Saler, incidiendo en aspectos como el análisis de riesgo de regresión, entre otros. En las conclusiones de este informe se asegura que en la playa de La Devesa -que abarca desde la Gola de El Pujol hasta la Gola de El Perellonet- si bien aparentemente es estable, se observa cierta tendencia a la regresión.


Según destaca el propio profesor Serra, parece que la propia playa se "esté acomodando y buscando un equilibrio". Las formas naturales de la costa se conservan, lo que le permite responder y defenderse de la acción de los temporales y de los procesos recesivos generados "a barlomar" de la playa, pero para los técnicos es evidente el riesgo que existe de desestabilización del medio costero, principalmente asociado al campo de golf dada la fijación de los sedimentos provocados por la instalación existente.


En opinión del catedrático de la UPV, es necesario garantizar una alimentación continua de la playa para hacer frente a la carencia de arena procedente de los ríos."La arena de las playas viene de los ríos y estos no llevan nada, debido tanto a la sequía, como a la influencia de los embalses, que se queda el agua, pero también la arena. Ésta no llega a la playa y ello incide directamente en la regresión. Soluciones definitivas no hay, pero el aporte de arena es muy importante", explica el coordinador del estudio.


Entre las recomendaciones relacionadas con las obras de ampliación del Puerto se aboga por el vertido de arenas procedentes de las obras de dragado e incluso añadir una propuesta de recuperación de sedimentos que puedan quedar atrapados bajos las obras previstas.


La declaración de impacto ambiental de la expansión portuaria ya preveía aportes de 185.000 m3 de arena en Malva-rosa y 59.000 en Pinedo.José Serra está analizando el impacto de la ampliación del puerto sobre las playas del norte y el sur por encargo de la APV.

1 comentario:

La Roca de Benet dijo...

Lo malo de todo, es que dentro de veinte años, cuando las playas hayan desaparecido, no quedará ninguno de los políticos que hoy aprueban estas barbaridades.
Si después de tantos años se les metiera en la cárcel, otro gallo cantaría. De hecho, ¿que políticos permitieron la desaparición de la playa de Nazaret? Es muy triste pero ni siquiera recordamos que la playa de Valencia en tiempos de mis padres, era la de Nazaret. La historia por desgracia no pone a todos en su sitio. Hay otras historias que no son tan lejanas. ¿Qué políticos permitieron la desaparición de la huerta de la Punta?. Esos políticos están todavía en activo, y por desgracia obtienen mayorías absolutas.