domingo, 14 de septiembre de 2008

Excursión de domingo

Para congratulación de nuestros lectores (a los que tras la anterior entrada les haya despertado la curiosidad), les mostramos unas bellas instantáneas del Sabinar, donde podemos apreciar la celeridad, prontitud y eficacia en destruir y arrasar dicho paraje. Nótese lo integrado que quedará esas planicies onduladas de verde césped en la frondosidad del entorno, así como el cielo azul que atestigua el sol inclemente que cae por estos lares, aún en septiembre.

Todo hay que decir que estas fotos estan tomadas en domingo y a pié de coche. Puede que fuese coincidencia, pero al poco de dispararlas, apareció por allí un todoterreno totalmente blanco con los cristales totalmente ahumados, quien sabe, puede que otros excursionistas extraviados. De todas formas, por aquella norma de la prudencia que dice 'mas vale coche rodando que aperdigonado' raudamente pusimos rueda en polvorosa (nunca mejor dicho), por si acaso.

En fin, con ustedes, la ruina del Sabinar:




2 comentarios:

Anónimo dijo...

Fotos de impacto, sí.

sean dijo...

WOw...