jueves, 6 de diciembre de 2007

Erre que erre


En Valencia el Metro está plagado con la nueva campaña de la Fundación Agua y Progreso. La campaña debemos financiarla los vecinos y vecinas de las Comunitat Valenciana, porque viene el "dragonet" de la Generalitat. El adjetivo más apropiado para definir esta campaña es "capciosa", ya que juega con una lógica ramplona y considera al vecindario (ya que apenas se nos considera ciudadanía) de esta Comunitat como un grupillo de tontorrones/as. Los carteles plantean esta cuestión: ¿por qué desalar el agua salada del mar si la del Ebro ya viene desalada por naturaleza?


A los currelas de esta cementera tampoco nos gusta mucho la desalación -apostamos por la disminución del consumo y una decidida apuesta por la moratoria urbanística-, pero seguir dándole al torno con lo del trasvase...

2 comentarios:

matapals dijo...

(mode patio=on)y el caso es que hoy he leido en un periodico que el Consell, aprovechando el puente, aprobaba hoy disminuir en no se cuantos chorrones de millones de euros la partida presupuestaria para 'mejoras hídricas' y le asignaban otros nosecuantos millones de millones de euros para la Copa del America. O sea, que haciendo publicidad de justo lo contrario que hacen. Menos mal que la copa esa nos va a dar de comer (y de beber) a todos, que si no, estaria preocupado. Xe, quin pais!!!(/mode patio=off)

Anónimo dijo...

hombre, por la Copa, lo que sea. Gracias a ella, Valencia mira al mar... y todos miramos al mar...y soñamos...